Datos básicos

  • Nombre científico: Octodon degus
  • Longevidad: 5-8 años (pueden vivir hasta 13)
  • Vida social: Sociables, siempre deben estar en compañía de otros de su especie.
  • Actividad: diurnos y crepusculares

Alimentación

Son animales herbívoros por lo que su dieta constará de:

• Heno siempre a su disposición.

• Pienso para degús o un pienso para cobaya o chinchilla que no contenga melaza o azúcares.

• Una ración de verduras diaria.

• Plantas y hierbas variadas para degús.

• Pueden tomar alguna almendra o nuez como recompensa.

Hay que tener especial cuidado con un aspecto de su alimentación: No pueden tomar azúcar.

También practican la cecotrofia de la que sacan muchos nutrientes.

Siempre deben tener acceso a agua limpia que se cambiará a menudo.

Heno

Debe tener siempre heno a su disposición. El heno es la principal fuente de fibra que asegura el buen funcionamiento del aparato digestivo. Además, permite el correcto desgaste de dientes y muelas evitando problemas que pueden llegar a ser muy graves y poner en peligro la vida del animal.

No deben comer un solo tipo de heno. Los henos más adecuados son los de fleo (Timothy) y de alfalfa. Además se les darán otros tipos de heno: gramíneas (por ejemplo dáctilo – Orchard Grass), otras leguminosas o cereales (heno de avena). También es adecuado suministrarles una variedad de hierbas y flores secas (cardo mariano seco).

A la hora de elegir el heno tendremos en cuenta los ingredientes del pienso que le damos. Hay piensos a base de fleo o de alfalfa. Por lo tanto, la cantidad de estos ingredientes del pienso también cuentan a la hora de diseñar un menú equilibrado.

El heno debe ser verde y oloroso y conservarse en un lugar fresco y seco para evitar que se deteriore.

El heno es fundamental en la dieta del degú por lo que, en caso de el animal no quiera comerlo, deberemos poner en marcha un programa de reeducación alimenticia lo antes posible para evitar problemas serios de salud.

Verduras

Si el degú no está acostumbrado a comer verdura y fruta fresca, ésta deberá introducirse de forma paulatina.

Es importante saber que, si se realiza algún cambio en su dieta, se recomienda hacerlo muy poco a poco, para no alterar la delicada flora bacteriana de su intestino, lo que pude traer consecuencias fatales.

Permitidas: acelga, espinaca, escarola, endivia, berros, canónigos, rúcula, achicoria, hojas de zanahoria, berza, pimiento verde, pimiento rojo, calabacín, etc.

Plantas y hierbas

Por su naturaleza, los degús deben tener en su dieta, además del heno, hierbas y plantas variadas que se pueden encontrar en su forma comercial en tiendas especializada

Nunca deben comer

Alimentos prohibidos: Col, Patata y Azúcar (hay que evitar todos los productos que puedan contenerla. Asimismo, hay que tener especial cuidado con la fruta)

Azúcar (hay que evitar todos los productos que puedan contenerla. Asimismo, hay que tener especial cuidado con la fruta)

Alojamiento

Jaula

Lo más importante en una jaula es el espacio para corretear. En general, para uno o dos degús, se deben proporcionar jaulas de varios pisos con una superficie total no inferior a 1,7 m2 sumando todos los pisos.

A ser posible, la jaula no tendrá elementos de plástico. Las baldas pueden ser de madera, metal o metacrilato. El suelo nunca debe ser de rejilla.

A diario se retirarán los resto de comida y se hará una limpieza rápida de la bandeja o esquinera. Una vez a la semana se debe limpiar la jaula en profundidad con detergentes no agresivos o vaporeta y vinagre.

Sustrato

Los sustratos más adecuados son pellets de serrín prensado o de viruta prensada, celulosa o paja.

Nunca se debe usar arena de gato (sepiolita, bentonita o sílice) pues le podría provocar problemas respiratorios, hacerle daño en las patitas y se lo podría comer, lo que puede tener consecuencias fatales. Tampoco es adecuado el uso de serrín suelto o virutas de maderas sueltas.

Higiene del habitat

Tanto la jaula como todos sus accesorios se deben mantener limpios y desinfectarse con cierta regularidad. Es importante mantener el entorno libre de humedades y de restos de comida que puedan fomentar la proliferación de bacterias y hongos.

Otros cuidados básicos

Atención veterinaria

Al adoptar o adquirir un degú es necesario llevarlo a un veterinario especialista en animales exóticos para una revisión completa. Si se adopta en APAEC, esta revisión ya la tendrá hecha.

El veterinario realizará un análisis coprológico para descartar parásitos intestinales o poner un tratamiento en caso de haberlos.

Siempre tendremos a mano el teléfono de contacto de nuestro veterinario de exóticos y de un veterinario de exóticos con urgencias 24 horas, que puede ser el mismo u otro, para emergencias.

Son animales presa y, como tales, pueden sufrir una gran variedad de problemas de salud sin mostrar síntomas externos. Una revisión cada 6 meses nos asegurará que no desarrolle problemas que detectemos demasiado tarde. Igualmente, al menor síntoma de enfermedad, acudir al veterinario sin esperar a que el problema se agrave y surjan complicaciones o el fallecimiento repentino del animal.