Ratoncitas en busca de hogar en APAECATALUNYA

Resulta casi costumbre que por estas fechas empecemos a escuchar, leer y ver aquel ya famoso «no compres, adopta«, siempre acompañado de la imagen de un perro o, en el más extraño de los casos, un gato. Sin embargo ya son muchos los años en los que los animales que abarrotan las vitrinas de las tiendas, por pequeños, por baratos, por generar menos empatía, son los animales exóticos.

En esta semana han entrado en las tiendas miles de cobayas, conejos, hamsters, ratones, degús, ratas, chinchillas, peces, reptiles, quelonios y todo tipo de aves, procedentes de grandes criaderos, de países de origen, de viajes interminables desde Europa del Este, de sobreexplotación y de sufrimiento sin fin, todos ellos estarán a la venta hasta después del día de Reyes, luego, como excedentes sin importancia, los no vendidos pasarán a un oscuro e incierto circuito, donde nadie sabe qué será de ellos y la gran mayoría de los vendidos, gracias a la falta de información proporcionada en la tienda, pasarán a sufrir por falta de manejo, de experiencia, de conocimientos. No es culpa de nadie, dirán.

Otros tantos vendidos acabarán muertos y/o abandonados en la vía pública, en las basuras, en mitad del campo, en algún rincón, no digan que no, que esta protectora existe precisamente por este último tema.

Así que este año, NO COMPRES, ADOPTA, pero no compres a nadie, por favor, ser pequeñito de tamaño y no ladrar, no le resta sufrimiento a la vida. Pregunta en los refugios y protectoras de animales exóticos y anímate a darle hogar a un peque.

Nosotros te lo agradeceremos siempre.